Lámparas de Sal, ionizadores naturales

Las lámparas de sal natural están hechas de cristal de roca de sal formada por la naturaleza durante cientos de millones de años atrás, se extrae a 800 metros bajo tierra en minas de sal de roca. Estos cristales naturales se obtienen de las minas más antiguas del mundo de la sal de roca en las montañas del Himalaya de Pakistán.

El color natural de esta combinación de cristales de sal de fuera de color blanco a albaricoque y naranja cálido de color rosa. El cristal de sal proporciona naturalmente los iones negativos de gran alcance, esenciales para nuestra salud y bienestar. Los iones negativos se pueden encontrar en miles de millones, en las cumbres de las montañas, en caídas de agua, en el campo y por el mar. Le dan la frescura del aire vivificante, que es tan bueno para nosotros. Las lámparas de cristal, iluminados desde el interior (caliente) emiten un mayor número de iones.

Nuestra salud física y mental está influenciada entre otras cosas, por una correcta ionización del ambiente en que vivimos. El aire que respiramos está contaminado de diversas y dañinas sustancias: humos, ácaros, los aparatos eléctricos como los televisores, ordenadores, microondas, consolas de videojuegos, etc. Este aire contaminado se encuentra constituido por iones positivos que son muy perjudiciales para el organismo.

La intoxicación debida al excesivo número de iones positivos en el aire, puede considerarse como causa de debilidad, ansiedad, depresión, insomnio y enfermedades del sistema respiratorio, etc.

Los más recientes estudios científicos demuestran que las lámparas de sal pueden reducir e incluso neutralizar estos iones positivos y aumentar el número de iones negativos hasta en un 300%.

En la naturaleza, estos iones negativos se originan por medio del viento, la luz del sol, las cascadas, las tempestades o las lluvias. En el aire fresco encontramos hasta 4000 iones negativos por centímetro cúbico.

A modo de ejemplo, cerca de una cascada pueden ser encontrados hasta 10.000 iones negativos,  y el número de iones negativos en ciudades capitales importantes, incluso no alcanza los 100.

Una forma efectiva de conseguir incrementar el número de iones negativos en el hogar pasa, simplemente, por instalar una lámpara de sal que, además, reducirá perceptiblemente los agentes contaminadores del aire.

 

Beneficios de los iones de las Lámparas de Sal

 * Alergias.
* Dolores de cabeza y jaqueca.
* Reduce la severidad de los ataques del asma y otros problemas respiratorios.
* Pueden realzar el sistema inmune.
* Aumentar la productividad en el trabajo.
* Fortalecer la concentración.
* Aumenta la capacidad pulmonar.
* Reducen la susceptibilidad a la gripe.
* Son beneficiosos para la relajación.
* Conciliación del sueño.
* Reducir la sensación de fatiga y estrés.
* Equilibrar el ritmo cardíaco y respiratorio.
* Depresión, fatiga crónica, insomnio, reumatismo, problemas de tiroides, hipertensión, etc.

Recomendaciones

El tamaño de la lámpara y de la habitación se debe tener en cuenta, ya que a mayor tamaño y peso de la lámpara mayor cantidad de iones negativos emite. Por ello, para habitaciones grandes tales como salones se aconseja colocar lámparas de sal grandes o varias piezas pequeñas.

También ha de tenerse en cuenta que la lámpara de sal funciona gracias al calor proporcionado por la bombilla, por lo que es necesario que permanezcan encendidas durante varias horas.

No deben sumergirse en el fregadero ni limpiarse con un trapo húmedo, pues la sal podría disolverse.

Por el mismo motivo, no deben dejarse durante mucho tiempo al aire libre, junto a una ventana abierta o en una estancia húmeda. También hay que mantenerlas a una distancia prudencial de fuentes de agua y de plantas que precisen un riego regular.

En caso de que la lámpara se moje, lo mejor es dejarla encendida hasta que se seque. Para su mantenimiento basta simplemente con limpiarla con un cepillo o un paño seco.

Las lámparas de sal sirven a la vez de elementos decorativos y funcionales en la decoración y estilo de vida moderna.