Reiki, energía de luz para las mascotas

Las mascotas al igual que nosotros son seres energéticos, son como unas esponjas y absorben todos tus estados de ánimo, tristezas, molestias, enfermedades, con lo cual, pueden integrarse completamente contigo. A partir de aquí es posible que algunos puedan enfermar, o puedan estar intranquilos o percibir movimientos telúricos (temblores sísmicos) y hasta fallecimiento de seres queridos que se encuentran a distancia, inclusive en otros países. Esto te da a entender que efectivamente los animales perciben energías.

 El Reiki puede ser aplicado a animales como complemento del tratamiento que pueda poner el veterinario para cada caso, pero si tu mascota se siente triste, inquieta, nerviosa puedes buscar un terapeuta de Reiki para que le dé una sesión. El Reiki en animales es muy efectivo, ellos sienten cuando una persona es canal energético adoptando una posición cómoda y relajada para que el terapeuta le ponga las manos.

Los perros siempre buscarán dormir en el lugar de la casa donde la energía es favorable, al contrario de los gatos que se dormirán en el lugar donde la energía no es favorable. Esto se debe a que los gatos son seres espirituales muy evolucionados y ellos son capaces por dicha evolución de transmutar la energía negativa de los humanos o de los lugares en energía positiva, por eso se dice que los gatos son recelosos de la energía Reiki, pero si están alterados o enfermos se les puede dar solo un poco.

MI EXPERIENCIA PERSONAL:

 En mi página web ofrezco tratamientos de Reiki a distancia sin costo alguno, pues cual es mi sorpresa que me contacta una persona desde Lima, Perú para pedirme Reiki a distancia para su mascota, una perrita de 12 años de edad que está presentando una sangrado por la nariz por pólipos operados y que no termina de cicatrizar. Era mi primera experiencia dando Reiki a distancia a una mascota. En vista de la situación empecé  a hacerle el tratamiento a una hora específica por tres días seguidos. El dueño se comunicaba conmigo por correo electrónico y me iba informando los avances de la perrita. Le hice tres sesiones de Reiki cada una en tiempos espaciados es decir semanalmente.

 La última información que tuve de Virginia que así se llama la perrita, hace una semana es que estaba completamente recuperada y sin sangrado. El veterinario se quedo impresionado de la pronta recuperación de Virginia, y yo se que el Reiki tuvo su parte allí.

 Por otro lado el dueño de la perrita no hace más que agradecerme y dar por sentado que esta terapia jugó un papel importante en la pronta recuperación de Virginia.

 Con todo se demuestra una vez más que aunque la energía no se puede ver como tal, se siente y hace su trabajo inclusive a distancia.

 Siempre en la Luz

Susana

www.susanamarcano.com