Drenaje linfatico

El drenaje linfático es un tratamiento que se incluye en las técnicas de la masoterapia, cuyo objetivo es la activación del funcionamiento del sistema linfático para que éste pueda eliminar el líquido intersticial y optimizar su evacuación. Esta técnica, que se creó a principios del siglo XX, aunque cuenta con antecedentes ya entre los antiguos griegos, destaca la importancia del sistema linfático, considerado como parte integral del sistema circulatorio, que filtra el liquido proveniente de la sangre y lo hace regresar al torrente sanguíneo por medio de los vasos linfáticos.

La terapia del drenaje linfático consiste a hacer llegar a los territorios linfáticos sanos el exceso de líquido acumulado en las zonas de edema por medio de manipulaciones o masajes suaves, por lo que también se le suele incluir en las técnicas de fisioterapia y masaje terapéutico. El drenaje linfático sirve para mejorar en dolencias o problemas como: acné, celulitis, ya que la grasa acumulada puede retener el agua como si fuera una esponja y hace que este problema se agrave, varices, edemas en general, fibromialgia, piernas cansadas, enfermedades crónicas de las vías respiratorias, como rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis, etc., desgarros musculares, luxaciones, hematomas, úlceras decúbito, artritis, artrosis, o distonía neurovegetativa, con sus trastorno relacionados como los nervios y la ansiedad.

¡ COMPRALO  AHORA !