Drenaje linfoenergético

El sistema linfático es una red de órganos, ganglios, conductos y vasos que producen y transportan la linfa, un líquido que parte y vuelve de la sangre, desde los tejidos de vuelta al torrente sanguíneo. El sistema linfático es una parte principal del sistema inmunitario del organismo humano, y su mal funcionamiento puede causarnos numerosos trastornos. Además, su mal funcionamiento, por decirlo de algún modo, bloquea una parte de nuestra energía y hace que funcionemos de manera deficiente. La energía de nuestro sistema linfático puede bloquearse por distintos factores, como son el estrés, las tensiones de la vida moderna, la ansiedad y los hábitos nocivos, como una mala alimentación o el sedentarismo, provocan bloqueos energéticos y alteraciones del conjunto del sistema y, por tanto del organismo.

Para mejorar el funcionamiento del sistema linfático y nuestro estado de salud en general, se puede recurrir a un efectivo drenaje linfoenergético, que consiste en un masaje en profundidad que pondrá en movimiento otra vez el líquido linfático que recurre nuestro cuerpo. Este tratamiento, además de hacerle sentirse mejor, le ayudará a controlar el sobrepeso, reducir el volumen en general, reducir la grasa localizada, disminuir la piel de naranja, o eliminar la retención de líquidos, entre otros beneficios.