Esencias Florales y de elixires minerales

El tratamiento con esencias florales fue descubierto por el médico británico Edward Bach, que desarrolló 38 compuestos medicinales realizados con flores, que se conocen comúnmente como Flores de Bach. Bach estableció que nuestro equilibrio emocional y mental influye en gran parte en nuestra salud física, y en esta dirección se encamina la terapia de esencias florales. Este tratamiento sirve para comenzar por la senda del autoconocimiento, ayuda en el control de las emociones, colabora en el proceso de sanación de dolencias físicas, ayudando a nuestros procesos de autocuración, e incluso puede ayudar a darle sentido a nuestra propia vida.

La terapia con esencias de flores se complementa con elixires de gemas y cristales, que contienen minerales diluidos en agua. Estos elixires son una solución milenaria que se originó en el antiguo Egipto, donde los sacerdotes y curanderos de la época se aprovechaban de los beneficios de gemas cristalizadas, como por ejemplo el cuarzo, del que fabricaban copas cuyo principal objetivo era beber en ellas para recuperar la energía. Esta tradición ha perdurado hasta nuestros días como un modo fiable de reequilibrar nuestro campo energético y de hacer que nuestra energía interior circule con mayor fluidez.