Hidratación

Las manos y los pies son dos de las zonas más expuestas del cuerpo, ya que están en permanente contacto con lo que nos rodea y muchas veces no las cuidamos lo suficiente. Además, la piel de esta zona, que tan bien nos protege de las agresiones del exterior, es especialmente seca, por lo que hay que mantenerla hidratada. Tenemos muchos problemas en la piel de los pies y en las manos, por ejemplo, las manos, al estar muchas veces en contacto con productos perniciosos para la piel, pueden acabar agrietándose y envejeciendo prematuramente. Los pies, asimismo, se resecan debido a que nos sostienen a lo largo de todo el día y no les proporcionamos los cuidados que necesitan después de una dura jornada.

Por eso, es importante seguir los consejos de expertos y someterse a un tratamiento de hidratación de pies y manos, que combinará un efectivo masaje con la aplicación de productos naturales, que no solamente conseguirán que el aspecto de manos y pies mejore, sino también que esta zona del cuerpo se nutra mejor y se retrasen los signos del envejecimiento. El objetivo de este tratamiento es la eliminación de las células muertas, así como durezas y asperezas, y la desintoxicación, la hidratación y la activación cutánea.