Masaje After Eight

Una de las técnicas más novedosas y más placenteras en lo que a masajes se refiere es el llamado masaje After Eight. Este tipo de masaje no se llama así porque solamente se pueda realizar después de las ocho de la tarde, sino por una conocida marca de chocolatinas. Como éstas, este masaje se realiza con chocolate y menta.

La chocolaterapia se ha convertido en una de las terapias estrella en el campo del masaje pues el chocolate estimula la creación de endorfinas, lo que produce una sensación muy placentera en cualquiera que lo recibe. El cacao además posee cualidades emolientes, lubricantes y regerantes, lo que lo convierte en una poderosa arma contra el envejecimiento. Asimismo, tiene propiedades drenantes, lo que favorece a nuestra circulación sanguínea. Además, si lo ingerimos, además de un intenso placer, obtenemos muchos minerales como hierro, calcio, yodo, cobre y fósforo. El masaje After Eight se basa en dos etapas: la primera es un peeling en todo el cuerpo, que se realiza con aceite de menta con envoltura. Después, se juega con los contrastes térmicos aplicando un baño de nutritivo chocolate, con un masaje que será beneficioso tanto para los músculos como para la piel.