Masaje de Mousse de Vino Tinto

Entre las técnicas de masaje más novedosas e innovadoras se encuentran aquellas que explotan las propiedades de algunos elementos naturales, muy buenos para nuestra piel, pero por los que muchas veces pasamos de largo. En España, un país en el que el vino no solamente es una gran tradición, sino una pasión, era cuestión de tiempo preguntarse si este maravilloso líquido tenía beneficios para la piel y no solamente para el interior de nuestro cuerpo.

Pues efectivamente, el vino es muy bueno para nuestra piel y, por eso, una de las técnicas de masaje más en boga en los últimos tiempo es el masaje de mousse de vino tinto. Este tipo de masaje, por un lado, es un masaje revitalizante y relajante, pero, gracias al vino, aporta una dosis extra de hidratación, además de numerosos antioxidantes, que previenen el envejecimiento prematuro de la piel y la mantienen tersa durante mucho más tiempo. La vitamina E que contiene el vino, además de hacernos lucir jóvenes por mucho más tiempo, refuerza las paredes y capilares del sistema circulatorio y protege las venas y las arterias, por lo que nuestro riego sanguineo y, por tanto, nuestra salud en general, estará mucho más aficionado después de una de estas sesiones.