Masaje Herbal Siam

El nombre de Siam nos remite inmediatamente a lo exótico. Siam era un antiguo reino que estaba situado en el sudeste asiático, y comprendía los territorios de lo que hoy son Tailandia, Camboya y Laos. Su andadura comienza en el siglo XIII y su populosa capital, Ayutthaya, es lo que hoy se conoce como Bangkok. Una parte de este gran reino se transformó en 1932 en Tailandia.

Una de las terapias de salud y belleza más extendidas en aquel reino era el masaje, que ha perdurado hasta nuestros días. La técnica del Masaje Herbal de Siam es una terapia que se realiza con pindas, unos saquitos rellenos de hierbas de Tailandia y semillas de sésamo, que se templan con vapor de agua. En este masaje, se trabaja sobre puntos concretos para que haya un perfecto funcionamiento de los mecanismos del cuerpo y se libere la energía que estas zonas contienen y pueda expandirse por todas las articulaciones. El calor de las pindas es el elemento que hace que las semillas de sésamo y las plantas desprendan sus aceites esenciales. Cuando estos aceites entran en contacto con nuestra piel, consiguen hidratar la a la vez que la regeneran. Mediante unas suaves presiones, la terapia ayuda a mejorar la movilidad de los músculos, activa el metabolismo, así como el riego sanguíneo.