Osteopatía

La osteopatía se originó en Estados Unidos en el siglo XIX y, después de su amplia expansión por Europa, ha llegado a España hace relativamente poco. El principio de esta técnica se basa en la idea de que todos los sistemas que componen el cuerpo humano trabajan conjuntamente y, por tanto, están relacionados. De este modo, los trastornos en un sistema pueden llegar a afectar el funcionamiento de los otros. Esta filosofía la incluiría en las terapias de tipo holístico.

La osteopatía es una técnica que utiliza las manos como instrumento de diagnóstico y tratamiento. Esta técnica enfatiza la importancia de la estructura del cuerpo y, por ello, se valoran mucho los problemas de las articulaciones, examinando su libertad de movimiento en relación a la dolencia que presenta el paciente. Dependiendo de la parte del cuerpo en la que se centre el tratamiento se puede hablar de tres clases de osteopatía: la osteopatía articular, que se centra en el restablecimiento de los músculos, el esqueleto y la postura, tratando sobre todo la columna vertebral; la osteopatía craneal busca las dolencias craneales y cómo influyen en el sistema nervioso central; por último, la osteopatía visceral, que trata vísceras y órganos mejorando sus función para conseguir un mejor riego sanguíneo.

¡ COMPRALO  AHORA !