Reducción de arrugas

Las arrugas son los signos más visibles del envejecimiento de la piel, que se muestran en especial en la cara. Es importante combatir las arrugas desde el momento en el que empiezan a aparecer o cuando ya han aparecido algunas de las señales profundas que son el síntoma más evidente de la madurez.

Para lograr la reducción de las arrugas, se pueden optar por muchas terapias y tratamientos, pero los métodos más eficientes y duraderos son aquellos que combinan las modernas técnicas médicas con los elementos naturales, sin apenas tratamiento, que se han mostrado durante milenios muy efectivos. Entre los elementos que se usan en este tratamiento se encuentran la vitamina C, los ácidos Alfa Hidróxidos, muy efectivos para el contorno de ojos, o los retinoides. Además, tras completar el tratamiento, se pueden seguir una serie de consejos para que las arrugas se pronuncien o vuelvan a aparecer, como exponerse de manera prolongada al sol, adquirir hábitos saludables, como dejar de fumar, comer más pescado, sustituir el café por chocolate, exfoliar la piel de manera frecuente, descansar adecuadamente, no lavarse demasiado la cara a partir de cierta edad, recurrir a los métodos de hidratación como los masajes spa, etc.